martes, 9 de febrero de 2016

El Resbalón del Diablo y los Pelos del Caracol


Son algunos de los nombres que los mineros  han puesto a sus barrancos en los yacimientos diamantíferos del Río Guaniamo. 
Le siguen otros como Los Colmillos de la Cuaima y los  bigotes del Gobernador. 

Ciudad Bolívar, 12,09.69 (Especial)
Nuevas bombas diamantíferas descubiertas en el Guaniamo han trascendido hasta aquí con los pintoresco nombres del  Resbalón del diablo", Los pelos del caracol". "Los colmi­llos de la cuaima" y "Los bigotes del Gobernador"
La región del Guaniamo ha resultado doblemente más rica en diamantes que el renombrado San Salvador de Paúl. En el Guaniamo el diamante es abun­dante aunque menos valioso.
Un servicio radial denominado "El Correo de Guayana", tras­mitido por "Radio Bolívar", cumple con el servicio que podría prestar el telégrafo o la radiote­lefonía, emitiendo hasta unos 300 mensajes diarios, cada uno por un valor de cinco bolívares, leído dos veces.
Hay agentes o representaciones con oficinas debidamente insta­ladas tanto en Guaniamo como en esta ciudad, donde se consig­nan los mensajes dirigidos casi siempre a familiares y relacionados de los buscadores de diaman­tes.         -
Los mensajes exhiben de ma­nera pintoresca la forma como vive y trabaja aquella gente, re­vela sus cuitas, inquietudes y problemas tanto económicos co­mo sociales.
He aquí una muestra de estos curiosos y breves mensajes que mucha gente oye en esta ciudad para celebrarlos o darse una idea de la actividad e importancia de la explotación de diamantes en la zona:
"Corina Santeliz participa a Saturnino Morillo, en La Cuai­ma, que se acuerde que tiene nueve hijos, y uno que viene en camino son diez y que ellos lo quieren vivo no muerto".
"Desde los colmillos de La Cuaima, Margarita le participa, a Francisco Javier que llegó bien con los triponcitos, que no se ol­vide que son sus hijos y le man­de plata pronto. Cuídate mucho del Tatúo que después viene la gozadera".
• -"Desde Río Claro, Zoraida Mi­sael  participa a Cachilapo, que quién le dijo que sin real se via­jaba, que ella no tiene perro sino un hijo":
 "Desde El Candado, Gregorio Lara le participa a Alrtapena Rodríguez, en Cabruta, que pronto le giro para que se mude. A mi suegra que se aliste porque vamos a tomar muchas frías y sancocho de coporo. Saludos".
"Desde El Candado, a Luisa que le urge saber si es cierto que al cuñado "Pelo de Co­china" lo malogró un barranco.
Vicente Soto participa a Jesús Lozano en Sabana de La Esperanza que tiene a Jesús Ra­fael enfermo. Le agradece no de­je venir a Blasito porque ya ha comenzado la recluta".
"Desde Paúl, José Pomonti participa a sus familiares que la mina está madura. A mi tío que si va a venir que se bañe prime­ro. Saludos".
Se estima que en toda la región­
hay diseminadas unas ocho ­mil personas que buscan diamantes bajo un invierno penoso y sometidos a la hostilidad de la selva, los animales y las plagas.
En helicópteros y avionetas sólo es posible penetrar la zona, pero hay que pagar un alto pre­cio por el pasaje o la carga que se lleve. La producción es suficien­te para pagar los altos precios y permitir la especulación.
Entre Guaniamo y esta ciudad existe un constante ir y venir de gentes que traen piedras precio­sas y llevan de retorno alimen­tos y las más variadas mercan­cías y equipos de trabajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada