martes, 2 de febrero de 2016

Diamante de 58 quilates Hallado en Guayana

Es el más grande encontrado en Venezuela después del "Barrabás"
Lo halló un humilde minero y lo vendió por 85 mil bolívares a un italiano que piensa exportarlo al Canadá.

Ciudad Bolívar, 22.10.68  (Especial).
Un diamante que pesó 57,85 quilates métricos, de color ama­rillo y con la forma de un oc­taedro, fue hallado en las ricas minas del Guaniamo, Distrito Cedeño, al sur del Orinoco.
Lo halló un humilde minero de nombre Víctor Jesús Túnez, de unos 35 años de edad y quien dijo ser natural del Municipio El Palmar, de este Estado.
Oleg Andreyew, funcionario del Ministerio de Minas, dijo que esta piedra preciosa es la primera, por su forma y pureza, que se halla en Venezuela, pero por su dimensión es la segunda, después de la que halló Teófilo Huckson (a) "Barrabás" en los  placeres diamantíferos de Polan­co. La de "Barrabás" pesó 155 quilates.
La piedra fue justamente ha­llada en un barranco hecho por Túnez, entre La Cuaimita y La Salvación, y en el propio lugar fue vendida por 85.000 bolívares a un italiano, que la trajo hoy a esta ciudad para cumplir for­malidades de ley en la Oficina de Minas.
El italiano,' de nombre Itillgo Leonello, veneciano, es un ex­perto comprador de diamantes, con más de diez años radicado en esta ciudad. Es dueño del ne­gocio "Diamantes Caroní", ubi­cado en la calle Venezuela de esta ciudad. Dijo que no vaciló adquirir el diamante en el pre­cio de 85.000 bolívares, porque tiene la seguridad de que le ga­nará un 30 por ciento más so­bre su valor.
Dijo que se ha asociado con un paisano suyo, Antonio Rossi, quien manufactura diamantes en Toronto, Canadá. Rossi se halla aquí y estuvo esta maña­na en la Oficina de Minas, don­de se pesó y apreció la calidad del diamante.
—En Canadá o Nueva York es posible conseguir un buen      precio a la piedra —informó Antonio Rossi.
El cree que se pueda negociar a 450 dólares el quilate. De to­das maneras expresó que es di­fícil hacer una estimación pre­cisa debido a que una piedra de esta naturaleza sólo aparece ca­da 20 años.
Según informó el italiano Leo­nello, el minero que encontró la piedra lleva seis meses, interna­do en la selva y siempre soñó con encontrar una piedra gran­de. Al parecer es este el sueño de todo buscador de diamantes.
Las minas diamantíferas del Guaniamo tienen un año que fueron descubiertas en un Dis­trito donde jamás se dijo que hubiera diamantes. El Caroní siempre se ha tenido aquí como el río rico en piedras preciosas. Ahora es el Guaniamo, un río que nace en el propio corazón del Distrito Cedeño y desembo­ca en el Cuchivero.
Se estima que unos 12.000 mi­neros se hallan internados en esa región. La producción de diamantes ha sido fabulosa en esa región del Distrito Cedeño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada