sábado, 21 de enero de 2017

Las Empresas que se Instalen en Guayana no Serán Sometidas a Contratación Colectiva


Ciudad Bolívar, 9.8.74 (Especial).
Un cuerpo de normas deno­minado "Declaración de Ciu­dad Guayana" para tratar de lograr la paz laboral perma­nente en el Estado Bolívar, fue suscrito en el ho­tel La Cumbre, de esta capi­tal, por directivos de la Cá­mara de Comercio del Distri­to Caroni y de la Federación de Trabajadores del Estado Bolívar.
Al acto asistieron persona­lidades representativas de los sectores de la vida laboral, empresarial, gubernamental y política de Ciudad Guayana y Ciudad Bolívar, entre ellas, el Gobernador Domingo Alvarez Rodriguez; el presidente de la Legislatura, Edgar Vallée Vallée; el presidente de la Cámara de Comercio de Ca­roní, Francisco Natera; el del Estado Bolívar, Ernesto Bello Bilancier los represen­tantes de la CVG José Anto­ni
Lecuna y Hugo Carneva­li; el presidente de la Municipalidad de Heres, Florencio García Morales; el presidente del Concejo de Caroní, David Meinengh Medina; y monse­ñor César Ortega Herrera.
Los once puntos que nor­man las relaciones de los sec­tores empresarial y obrero empiezan por admitir la ne­cesidad del diálogo sobre la base del respeto mutuo y el reconocimiento de los dere­chos inherentes a cada parte.
El sector empresarial ve favorablemente las conquistas sociales y económicas de los trabajadores y estima que las mismas no deben ser objeto de menoscabo. De idéntica manera está de acuerdo en que el trabajador debe parti­cipar de los beneficios de las empresas y expresa- su con­vencimiento de que el fin más importante de la activi­dad del empresario no es el de atesorar dinero sacrifican­do el bienestar de los traba­jadores y olvidándose del país. Admiten los empresarios que por sobre sus propios intere­ses están los de la nación y se comprometen a la crea­ción de un frente con las de­más instituciones de Guayana que, les permita participar en la conquista y defensa de las aspiraciones políticas, socia­les, económicas y culturales de la colectividad.
Reconocen los empresarios como un derecho la sindicali­zación de los trabajadores Y por su parte éstos se comprometen en mantener sus le­gítimas aspiraciones dentro de un marco racional, de mane­ra que no lesione a las em­presas como fuente de trabajo y de progreso.
Se comprometen los diri­gentes sindicales a nombre de los trabajadores a fomentar una actitud de respeto obrero-empresarial y convienen en definir los puntos básicos de los convenios colectivos. Rati­fica el sector laboral su deci­sión de firmar convenios co­lectivos equitativos y colabo­rar creando las condiciones necesarias para la instalación de nuevas industrias a fin de ir solventando el grave pro­blema del desempleo.
Las organizaciones obreras, como contribución al desarrollo de Guayana y consciente de la necesidad de incremen­tar las fuentes de trabajo, se comprometen ante la nación a darle facilidades y trato es-. pecial en lo referente a las contrataciones colectivas a las nuevas empresas que se esta­blezcan en la región a fin de que éstas puedan superar la etapa crítica de inicio que generalmente toda empresa atraviesa en sus primeros años. En ese sentido las nue­vas empresas que se instalen en Guayana no serán some­tidas a contrataciones colecti­vas durante tres años conta­dos a partir de su instalación. Ello no significará, en forma alguna, renuncia de los traba­jadores a sus derechos míni­mos consagrados en las leyes y que deberán ser respetadas estrictamente por los empre­sarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada