viernes, 8 de julio de 2016

Bolivarenses opuesto al traslado de la Aduana y Capitanía de Puerto


Ciudad Bolívar, 29.05.71 (Especial).
Los bolivarenses de la ciudad capital, a través de todos los sectores representativos, han lanzado su grito de alarma y protesta ante la información que se refiere a la necesidad de trasladas la Capitanía d Puerto de Ciudad Guayana. 
Los citadinos ven con preocupación cómo Ciudad Guayana por impulso de la industria pesada crece vertiginosamente, dejando atrás a Ciudad Bolívar qué has­ta hace poco fue centro comer­cial importante de distribución. Este fenómeno socioeconómico inevitable que se opera en la llamada zona del hierro y que aparece en el tiempo restarle vi­da y aliento económico a Ciu­dad Bolívar, ha puesto aquí a todo el mundo de guardia y a cada momento por los órganos divulgativos locales se lanzan se­veras críticas a la Corporación Venezolana de Guayana, porque en vez de hacer de Ciudad Gua­yana un polo de irradiación de su desarrollo industrial, la está convirtiendo hasta la saturación en un polo de atracción en de­trimento de la pequeña economía de los pueblos que la circundan.  La situación está cobrando per­files inquietantes para Ciudad Bolívar porque a su vista no só­lo aparece como secuela del fe­nómeno de la industrialización a poco más de 100 kilómetros de su perímetro, el éxodo de su po­blación activa sino también el desplazamiento de sus empresas comerciales más importantes y el de ciertas instituciones oficiales como sería el caso de la Aduana y la Capitanía de Puerto. Del traslado de esta última se supo a través de una nota de "Mi­raflores a la Vista", frente a la que están reaccionando la Cá­mara de Comercio seguida de otros sectores de la vida ciuda­dana no menos importantes. 
La CVG ya ha donado un terreno  para la construcción de Pabellones y un edificio para la Capitanía de Puerto en Ciudad Guayana a fin de que el servi­cio que opera en esta ciudad sea reubicado dada la circunstancia de que la actividad portuaria se ha concentrado en aquella zo­na.
A juzgar por una serie de de­claraciones a la prensa y a la radio, los sectores vivos de acá entienden que la actividad por­tuaria en Ciudad Bolívar es ce­ro, mientras que a Puerto Ordaz entran y salen alrededor de cien' buques por mes. Por esa circuns­tancia entienden también que no es justo que el personal de la Administración de Aduana de aquí permanezca realizando como única labor la nómina de pagos y salarios que devenga y cubra el resto del horario en la lectura de novelas del Oeste y que el personal de la Capitanía tenga que estar viajando cons­tantemente a Puerto Ordaz para ' las operaciones de entrada y salida de buques de gran tonelaje.
Pero razona que la actividad portuaria de Ciudad Bolívar que tiene historia y tradición desde la época misma de la colonia, puede reactivarse con la prolongación del dragado del Orinoco hasta aquí juntamente con la instalación de los servicios de seguridad, semáforos, boyas y balizamientos.  
Por otra parte afirma el sec­tor empresarial de que el tráfico de barcos está asegurado con el comercio de cabotaje y de importación promovido por      sus propias empresas en interés de los costos de mercaderías agra­vados por el alto flete que cobra el transporte terrestre.
Se concluye aquí en que cual­quier inversión que haga el Go­bierno al respecto se justifica en virtud de los favores que repre­senta para la economía local y el problema del desempleo, ade­más que contribuiría al descongestionamiento del Puerto de Ciudad Guayana cuya topografía por su condición misma de Puerto fluvial no permite disponer  de fondeaderos auxiliares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada