martes, 27 de diciembre de 2016

Buena Cosecha de Mango es Signo de Buena Temporada de Zapoara


Ciudad Bolívar, 5. 5.74 (Especial).
Es fuerte creencia en esta ciudad, sobremanera en los lados ribereños y periféricos, que cuando hay buena cosecha de mangos habrá buena cosecha de zapoaras.
—Pues esta vez tendremos abundantes zapoaras para los de aquí y los que vengan de fuera a ver si se quedan pren­didos de una guayanesa —es el dicho popular.
La cosecha de mangos ha sido óptima. Lástima que se pierda casi en su totalidad pues el mango es fruta deli­cada que no resiste el tiempo que se tardaría en llevarla pa­ra su comercio a otro lugar.
Después que el pueblo y es­pecialmente la muchachada se ha hartado de mangos, el res­to que es la mayor parte de la cosecha se pierde al podrirse en el mismo sitio donde gotea. Esto, por supuesto, después que las aves y cerdos han completado su alimentación con esta fruta sabrosa y vi­tamínica del trópico.
En la ciudad cada casa tiene en su patio y en el frente tres o cuatro matas de mangos y las casas de las afueras con patios más anchos y las gran­jas y ranchos campestres po­seen verdaderos bosques de matas de mangos que más que por los mangos fueron sembra­das por la fronda, sombra y frescura de su oxígeno. El gua­yanés suele descansar mejor en un chinchorro de moriche col­gado bajo robustas matas de mangos que en una cama mue­lle de alcoba con aire acondi­cionado. El ambiente natural y abierto aun cuando el sol tues­te la piel, es preferible en este trópico bolivarense.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada